Pueblos del interior

Nuestra curiosidad nos lleva a recorrer el interior, donde los paisajes cambian por completo y los pueblos pequeños, las costumbres y la vida adquieren otro carisma. Cómo ir.

Tenemos varias posibilidades:

N-332 dirección Valencia, pasando por Ondara-Vergel y desvío a Pego y a unos 10 kms bordeando (CV-700) el Parque Natural de "la Marjal Pego-Oliva" llegamos a Pego.

Vestimenta adecuada.

Ropa y calzado cómodo puesto que está previsto andar un rato durante esta excursión.

El "Parque Natural de "la Marjal Pego-Oliva" está regado por los caudalosos ríos Bullent y Racons , habitando  numerosas especies animales (pez samaruc, anfibios, reptiles, aves, etc) y vegetales (cañas, algas, etc) que comparten el paraje con el cultivo del arroz. Este espacio posee 1.290 ha. y pertenece al grupo de albuferas, marjales litorales y ambientes protegidos.

Visitas en Pego.

En Pego hemos previsto conocer el Casco antiguo, interesante testimonio de su pasado medieval, la capilla del Ecce-Homo, de estilo barroco, la iglesia Parroquial de la Asunción (S. XVI-XVII), la Casa de Cultura – casa solariega de la nobleza del S. XVIII, en donde se encuentra el Museo Etnológico y el Museo de Arte contemporáneo y en su patio, parte de la muralla del siglo XVIII-, el portal de Sala –la única de las tres entradas al recinto amurallado que aún queda en pie-. Coronando el pueblo se divisa el Castillo de Ambra, que servía de refugio a la población de las alquerías del término en caso de peligro (S. XII-XIII), el cual podemos visitar a la vuelta del recorrido.

De Pego a l'Atzúbia.

Tomar la CV-700. A 3,5 kms de Pego se encuentra l'Atzúbia.

Visitas en L'Atzúbia.

Destaca su casco antiguo de estilo musulmán y la Fuente Morisca- situada en la Plaza del Ayuntamiento- de cuyos caños mana agua de las montañas próximas.

De l'Atzúbia a Forna.

Tras cruzar la cantera y antes de llegar a Forna, a nuestra derecha, sobre una suave colina se alza uno de los castillos moriscos mejor conservados de la montaña alicantina:

Consultar en la web www.pegoilesvalls.es los horarios de visita del Castillo de Forna.

Aparcamos y continuamos a pie por una senda que, en 5 minutos, llega hasta la puerta de la fortaleza.

Si dejamos volar nuestra imaginación nos llevará a adivinar caballos que se acercan al castillo, la población árabe vigilando desde lo alto para ver si se acercan tropas cristianas, luchas e historias vividas en el mismo lugar donde ahora nos encontramos.

Recorrido y Visitas en Forna.

Seguimos hacia Forna ( situada a 2 km de Atzúbia), donde destaca el casco antiguo con calles estrechas y empinadas, las casas blancas y las estupendas vistas. En la plaza del pueblo nos adentramos en una pequeña cueva donde hay una fuente morisca de agua de manantial ya utilizada por los romanos.

Comida típica.

Como platos típicos, los siguientes platos se realizan en toda la zona de interior: El Blat picat (una especie de puchero con trigo picado, en vez de arroz  que recuerda un poco al Cous-cous), les coques escaldades ( tortas de harina, agua y sal que se condimentan con un guiso de gamba de río, atún, tomate, verduras, etc.), los minchos (especie de coques escaldades pero con ajo-aceite), el conejo al ajillo o guisado, la paella con pelotas de carne, el Jabalí, arroz con costra (arroz al horno con una cubierta de huevo batido), embutidos, etc. Como postre destacan, cuando es época, las cerezas de postre, las cuales podemos hallar mojadas en licor casero.

En esta zona hallamos diversos restaurantes donde degustar la cocina tradicional

De Forna a Vall de Gallinera.

Retrocedemos hasta la carretera, llegamos al cruce de la CV-700, dirección a la Vall de la Gallinera, formada por 8 pueblecitos : Benirrama, Benialí, Benitaia, Benissivà, La Carroja, Alpatró, Llombai y Benissili.

Vall de Gallinera.

Cada pequeño pueblo es, en su totalidad, un casco antiguo con iglesias, fuentes de agua natural que corre por antiguos lavaderos de ropa, y sus estrechas y blancas calles, cuyas casas nos sorprenden de vez en cuando con floridos balcones y plantas en los portales.

Entre pueblo y pueblo nos fijamos en las montañas que dejamos a nuestra izquierda hasta ver la llamada Sierra Foradada o  "Foradà", que recibe tal nombre (foradada = agujereada, en valenciano) ya que un gran agujero atraviesa esta montaña.

Castillos.

Existen 2 castillos en esta zona: El castillo de Benirrama y el Castillo de Benissili. Ambos de difícil acceso. El Castillo de Benirrama protegía el valle en su entrada por Pego y el castillo de Benissili lo protegía en su entrada por Planes.

Asimismo en el Vall de Gallinera destacan el Museo etnológico de Alpatró y la cooperativa de cerezas Montaña de Alicante

Vall d'Alcalà.

Siguiendo la carretera, a pocos kilómetros, se divisa la Vall d'Alcalà. Cruzamos el pueblo de Alcalá de la Jovada y a unos 600 m. del pueblo, por la carretera CV-712 vemos a nuestra izquierda un camino que nos lleva a las ruinas moriscas de L'Atzubieta , despoblado morisco que se abandonó después de la expulsión de 1611. 

De vuelta a al carretera CV-712, a 500m, a la derecha se encuentra la Nevera de Baix que servía para almacenar la gran cantidad de nieve que caía antiguamente. Al parecer, en la nevera se formaban bloques de hielo que eran transportados a Dénia y comercializados para ser utilizados en la conservación de pescado.

De La Vall d'Alcalà a La Vall d'Ebo.

Dirección La Vall d'Ebo, a 8 kms aparece la Cueva del Rull, visitable .Se pueden adquirir las entradas a la puerta de la Cueva. Esta pequeña cueva presenta gran nº de estalactitas y estalagmitas, así como diferentes formaciones que asemejan a animales, duendecillos, etc.

Visita de Ebo.

Seguimos nuestro camino y una vez cruzamos el puente nos desviamos a mano izquierda hacia la entrada de Ebo. En cuanto nos adentramos en el pueblo, vemos el Colegio municipal, donde se halla el Museo Etnológico, interesante muestra de la forma de vida de generaciones anteriores de esta localidad.

Son típicos los dulces de almendra llamados "ronyoses" .

Recorrido de regreso.

Estamos en Ebo y volvemos hacia Pego, donde visitaremos el castillo de Ambra y regresamos a Dénia. Desde Ebo nos dirigimos a Pego (a 12 kms). Una vez entramos en el término municipal y desde la misma carretera vemos las antiguas murallas del Castillo de Ambra. El acceso no está bien indicado, pero en cuanto pasamos la entrada de la finca llamada "Sant Joan" tomamos el primer camino a la izquierda y dejamos el coche en un ancho a unos 50 m. de la carretera para continuar a pie. Caminamos, entre pinos, hasta el castillo (10 minutos).

Castillo de Ambra.

Desde el castillo las vistas son preciosas : se divisa el Parque Natural de la Marjal Pego-Oliva  y la costa desde la playa de Oliva hasta el Parque Natural del Montgó.

Ya una vez hemos disfrutado de la belleza del paisaje y con la sensación de haber retrocedido en el tiempo por una jornada volvemos a Dénia (a 22 kms) .