Las cocas tradicionales volver

 ¿Cuáles prefieres... las de maíz o trigo? 

Las cocas o “coques” son uno de los platos que se pueden tomar como entrante, como tapa o como comida principal. 

Las cocas pueden estar elaboradas con TRIGO o con MAIZ.

COCAS DE TRIGO 

Como sabemos, el trigo, es uno de los cereales básicos en nuestra dieta, introducido en la península desde hace más de 3000 años. De él se obtienen las harinas para la elaboración de panes y cocas.

La coca de trigo es una  masa elaborada con harina de trigo, agua, levadura y sal. Se elaboran unas pequeñas bolitas y se dejan reposar. Esta masa surgió de los  restos de la masa del pan y se cuece en hornos de leña.

Las cocas más tradicionales se hacen con productos de la temporada como la coca de “tomacat” con tomate, pimientos, berenjena, ajos y salazones. También son muy típicas la  coca con anchoa, coca de guisantes, coca de cebolla o cocas con cualquier otro tipo de verdura de temporada. También se añaden embutidos como las longanizas, butifarras o chorizos.

Otras formas de cocinar las cocas es freírlas, este tipo de coca una vez elaborada la masa y dejada unos quince minutos de reposo se fríe en una sartén con abundante aceite.

Después se añade al gusto lo que le apetezca, como por ejemplo espinacas, atún, fiambre, huevo. Esta variedad no solo se consumen saladas sino que también esta masa frita se consume con dulce, añadiendo azúcar a la masa y cualquier otro ingrediente dulce al gusto.


COCAS ESCALDADAS: Las cocas escaldadas se hacen poniendo a calentar agua y aceite y se va añadiendo una pizca de sal y la harina, removiendo hasta obtener una masa que se despegue de las manos (tenemos que tener cuidado de no quemarnos).

Una vez extiendes la masa se le añade un sofrito previamente elaborado y se meten en el horno.

Esta variedad es muy conocida en el pueblo de Gata, El Vergel, Pego entre otros.

COCAS DE MAÍZ (dacsa) o COCA DE CALFÓ 

Esta deliciosa torta se elabora con harina de maíz, agua aceite y sal. La coca de maiz o “de dacsa” más tradicional es la elaborada con huevo duro, tomate y atún. También la podemos acompañar de verduras, como acelgas, espinacas o pimientos, siempre añadiendo algo salado como unas anchoas para potenciar su sabor. En Dénia, otra de las típicas es la de “gamba amb bleda” (una especie de hervido de gambitas muy pequeñas con acelgas).

A diferencia de las cocas de trigo, estas cocas son de grosor muy fino (como si fuera un crêpe, en cuanto a forma) y para comerlas, se doblan, con el relleno dentro.